Archive for the ‘CON LOS LABIOS AL AIRE’ Category

 

ENTRE AZAHARES

 

El tiempo me encanece la mirada

llenando el viento de azahares.

En los domingos de planes rotos sin hacer

donde el sueño estrafalario impera y adormece

su voz alegra los silencios de mi cuerpo.

 

Todo es amor mirando desde dentro el corazón.

Todo es nostalgia atesorada

mientras canto las cuarenta.

El aire nos conduce por callejas conocidas

Y recordamos sus olores y sus sombras.

 

El gran paseo desprende su frío cemento

e inocula en nuestros pies los pasos ligeros.

La niebla que vuelve amarilla la luz de las farolas

esconde el contorno de los besos.

 

Los domingos son viejos conocidos

que me estiran las venas de la frente

esperando que mi palabra se arrodille,

pero los azahares huelen como en primavera.

 

Anuncios

Read Full Post »

 

Sí a la noche y el silencio

le pusiéramos nombre,

si al despertarnos cantar

solo fuera un juego de naipes,

un vivir y no vivir, una metáfora,

un ejercicio de consciencia,

si las manos tuvieran su propia alma

y solo saludaran a los invidentes,

y la voz fuera nuestra angustia efímera,

si solo pronunciáramos un nombre

con sonido de arena y caracolas,

si nuestro cuerpo estuviera atado

a mil mujeres y un puñal de cera,

si nos saludáramos de diario

y esos días fueran todos domingo,

si tan solo nos quedase el mar en los tobillos,

tu nombre seria como el piano

                                    que vuela lejos

por encima del lenguaje y de las flores,

detrás de los campos de fresas para siempre

en los confines,

                        donde la voz consuela.

 

Si l´on donnait un nom

à la nuit et au silence,

si a notre réveil chanter

n´était qu´un jeu de cartes,

n´était que vivre ou ne pas vivre, une métaphore,

un exercice de conscience,

si les mains avaient leur propre âme

et ne saluaient que les invoyants,

et la voix était notre angoisse éfémère,

si nous ne prononcions qu´un nom

au son de sable et coquillages,

si notre corps était attaché

à mille femmes et un poignard en cire,

si nous nous saluions chaque jour

et que ces jours fussent tous Dimanche,

si la mer ne nous arrivait qu´à la cheville,

ton nom serait comme le piano

qui vole loin

au dessus du langage et des fleurs,

derrière les champs de fraise, pour toujours, jusqu´aux confins,

là où la voix console.

 

Read Full Post »

 

Cuando mi voz no era tan vieja

y las palabras trepaban por mis manos

enredándose en la garganta como pulsos de luz.

 

Cuando el recuerdo más distante

se quedaba siempre paseando a mi lado

y no tenia la inmensa profundidad

que tienen ahora las miradas nocturnas.

 

Cuando los amigos venían envueltos

en sus trajes de batalla, de jóvenes guerreros,

y nuestras cabelleras peinaban música entre rizos.

 

Cuando para dormir soñábamos mundos

que poco a poco se adelgazaban en la boca

dejándonos el sabor de todas las madrugadas,

el silencio de todas las palabras calladas.

 

Entonces era todo un crepúsculo interminable,

una luz de metálica armonía

que despertaba las noches cubierto

con su disfraz de león silencioso.

 

Fue cuando sufrimos el abandono bestial de la voz,

recogiendo nuestra lengua

como camaleones daltónicos,

mientras el viento nos gritaba en la cara tu nombre.

 

Desde entonces, tu ausencia es el eco

que siempre nos agrupa en la noche.

 

Read Full Post »

 

CORRIGIENDO LINEAS

 

El principio de la música existe

para dotar a tus pies de movimiento,

tu vientre paisaje de nieve se resiste

a competir en belleza con el viento.

 

Viento que impulsa el giro de tu danza

sobre nubes pintadas en el suelo,

donde clavan los hombres sus miradas anchas

al compás del tango que suena en el cielo.

 

Cuando Gardel se asoma a tu costado

inclinando el rostro a la belleza,

vestido con sombrero enamorado

se empapa el tango de tristeza.

 

De aquí a la madrugada solo un paso

barajo los minutos que me quedan,

pago mi gabela anual de compañero

recordando tus caderas y el ocaso,

festín de lujo para el que sobran

motivos, batallas y besar primero.

 

Read Full Post »

 

TANGO

 

Tango altivo,

            dolor, sollozo,

balanceo de un cuerpo

            lamento intenso,

dos espacios del corazón

anegados por la música,

un bandoneón,

            notas de arrabal

suicidio colectivo de los sentidos,

la cadera se enlaza,

            la mano corteja,

                        los pies son viento frío.

 

Tango altivo,

            dolor, sollozo,

un beso con los ojos al destino,

un aplauso,

            una lágrima furtiva,

poseer su corazón

tango latiendo junto al tuyo,

un amor

            un destino compartido,

la vida plegada entre los dedos,

respirando su perfume,

            amando su cuello.

 

Tango altivo,

            dolor, sollozo,

el amor efímero

            de un sonido.

 

Read Full Post »

Lo que importa es eso Mario. El rumor de la grieta abriendo la escayola del corazón aflorando las venas del pecho. El mar acariciando la espalda como la voz de un amigo. La palabra que se hace grande para anidar lejos y en silencio.

 

SOMBRERO, TANGO Y BOLERO

(O el ciempiés que se creía ciego)

 

Tu y el mar.

Los escualos devoran las entrañas

los días nocturnos, sin terminar.

 

Tu y la amistad.

A grandes mordiscos, a dentelladas

partiendo el horizonte por la mitad.

 

Tu y el melenudo barquero.

En tu navío capitán de remo y pico de nácar

que sueñas mudo con cantar un bolero

o tango, que no se qué va primero.

 

Tu y el lunar en el ojo.

Dentro de esa oscuridad que se traga

el nacimiento de los treinta ríos y el burro cojo.

 

Tu y las negras aguas.

Perfilando en el cielo de la noche con tu baile

la mordedura ebria y soez de las palabras.

 

Tu y ella, tu y el.

Jamás veremos el final de la mirada

aunque se nos rompan las venas como el papel.

 

Tu y el corazón.

Comiendo en latidos de gula

la sístole apagada del perdón.

 

Tu y el amor.

Besando los pies que rozan el agua

sin sombrero de copa, sin tango, sin temor.

 

Tu y la luna.

Acunados por ese viento de límites blancos

que nos cubre de ceniza después de la una.

 

Tu y los labios en carne viva.

En el pentagrama de la sinrazón

las canciones mueren desde arriba.

 

Nosotros y el pecho abierto de Dios.

El mar donde habitan los tiburones

ancianos, seniles, en compás de cuatro por dos.

 

Tu, sin más.

La amistad, aunque te descuides

no se auto devora jamás.

 

Tal vez de madrugada.

Cuando sueñe la luna dentro del mar

cubre tu pecho a la dentellada.

 

Read Full Post »

 

Te lo digo a ti Mario,

porque hay muertes que recorro cuando sueño,

te lo digo antes de ahorcarme las manos

y romper la caligrafía de los ojos.

Antes de que la aurora traiga su relincho de furia

y destroce los indicios del suicidio.

 

Te agradezco las sensaciones de estar vivo,

y te digo desde esta carcasa de huesos

que las mareas atraviesan mis ojos

cuando tu disparo les alcanza

en mitad de las sienes.

 

Tu perfil de estratega ungido de ternura,

me reconoce en la soledad

que puebla la infinita sucesión de los días,

nómadas viajamos

por el espacio de lo imposible

y nos abruma la libertad

que pierden las palabras al escribirlas.

 

Te lo digo desde el grito que puebla mis manos,

hermano de mi espalda de piedra.

Que no se nos duerma la voz, ni el corazón, ni la vida,

en esta tentativa de ser hombres que asumimos.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: