Archive for 19 abril 2014

DETALLES

Cristo de La Expiración-blog

 

Después de las extraordinarias horas vividas junto a mis hermanos y hermanas, en el varal del Cristo de la Expiración en el misterio de la 7ª Palabra, me seria fácil y comprensible caer en la tentación de magnificar los momentos vividos, pero los que me conocen bien ya saben que suelo ser parco en halagos y trato de ser ecuánime con mis sentimientos.

Este Viernes Santo ha sido diferente por muchas cosas, detalles, pequeños acontecimientos que para algunas personas no tendrán importancia pero para mi, esos detalles son los que marcan la diferencia y dignos de reseñar.

Este humilde cargador, que portó la peana sobre sus hombros durante once años, desde la primera salida hasta la decisión de dejarla para que gente más joven tuviera la satisfacción de cargar con el Cristo de Las Siete Palabras, se encontraba en esa situación en la que el corazón te llora sin saber porqué, sentía la tristeza de no llevar a Jesús sobre los hombros, de no sentir su peso en mi interior. Pero hoy, he revivido multiplicado hasta el infinito la sensación de esa primera salida con la peana. He sentido la comunión de todos sus portadores y portadoras, detalle también importante en una cofradía con mujeres, esas hermanas Piluca, Maria, Inma, que han soportado el mismo peso que nosotros con los ojos brillantes de amor hacia El.

Ese silencio en los varales esperando la orden del gran capataz Iker, corazón grande y verde que nos ha aglutinado a todos con inmensa paciencia y con su saber hacer, y el cariño repartido por José Luis hacia todos los portadores. Esos detalles, esos pequeños detalles que hacían a un hermano ponerse de puntillas cuando no tocaba el varal en los cambios de altura, esas lágrimas que he visto correr por debajo de nuestros terceroles negros y que alguno se limpiaba con disimulo.

Detalles, simples detalles que hablan por si solos de la grandeza de este grupo. De sus corazones vibrantes de amor hacia El.

Como decía la canción de esta mañana en los oficios:

“Yo a tu lado he caminado,

junto a ti yo siempre he ido,

aún a veces te he cargado.

Yo he sido tu mejor amigo”

Terminare diciendo gracias, gracias por llenar ese hueco que había en mi pecho, gracias por compartir vuestro precioso amor conmigo, gracias por ser hermanos de Las Siete Palabras y llevar al Cristo de la Expiracion en el corazón y sobre los hombros.

 

 

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: