Archive for 12 diciembre 2013

Come Away with Me

Come Away with Me (Photo credit: Wikipedia)

PONIÉNDOLE BANDA SONORA A LA NOCHE

 

Poniéndole banda sonora a la noche,

a golpes de diástole agónica

camina mi corazón

por la selva intrincada del sueño,

en las altas colinas

espera la respuesta,

el cielo cerrado en un parpadeo,

el silencio del sueño que se acerca,

solo el sonido de su voz cantando:

“Come away with me and we´ll kiss

on a muntaintop

come away with me

and l will never stop loving you”

En las altas colinas

a golpes de diástole agónica,

en las altas colinas,

ven conmigo y nos besaremos

y nunca dejare de amarte.

Poniéndole banda sonora a la noche

mi corazón estalla en el silencio.

 

Anuncios

Read Full Post »

Soledad ante la tormenta

Soledad ante la tormenta (Photo credit: Berts @idar)

DONDE REPOSAN LOS VERBOS

 

Desde la oscura soledad donde reposan los verbos,
con los ojos velados como un eclipse
mi cuerpo nace y deja en el aire su marca de luz,
trazos que pintan la profundidad de los abismos,
signos indescifrables,
miradas de lluvia que desaparecen,
todo es navegar proa al viento
por este océano carmesí
que pretende seducir a la noche,
donde las blancas velas caen lacias sobre cubierta
abandonadas por ese aire que las hace sonreír,
siempre en busca de la tormenta
que fragüe el relámpago perfecto,
el que ilumine la extensión de esta no-tierra.

 
Desde la negra hoja donde las palabras
no tienen perfil ni sentimientos,
mi cuerpo se levanta blandiendo la espada,
efímero gesto de abordaje pirata,
porque todavía tengo ganas de amar
de sentir el oleaje de tu cuerpo,
el batir contra la cubierta de tus besos,
pusilánime, como un camaleón,
el océano toma el color dorado de tus ojos,
mientras en el horizonte las estrellas
se suicidan hundiéndose en el mar
y tu nombre de hielo toma posesión de mi boca.

 
Desde este mar donde se funden
todas las pinturas del cielo,
para respirar mi cuerpo emerge como las estrellas
cantando palabras sobre el acantilado de tu pecho,
palabras calladas, solo palabras,
rima que rompe en olas contra la piedra,
disfraces que adopta el pensamiento humano.

 
Deja que mis pies caminen la vereda de tus pasos,
que mi boca beba la escarcha de tus labios,
que mis brazos circunden el ecuador de tu cuerpo
para no caer en la oscura soledad
                  donde reposan los verbos.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: