Archive for 30 abril 2013

 

Acabar algo escrito con amor,

decir simplemente

necesito tus ojos, tu voz,

tus dientes mordiendo la luna de un verso,

decir que son dichosas las gaviotas

porque nos sentimos incapaces de volar,

de imitar su libertad y su blancura.

 

Empezar la distancia

con un dedo negro presionando la sien,

diciendo con su uña

que el mañana puede ser más feliz que hoy,

que habrá menos muertos

en nuestra alcoba al levantarnos,

y un olor a sangre seca en el diario.

 

Recurrir a la nostalgia para sentir amor,

para tocar con la mano

el labio tembloroso de una lavandera,

la de Baudelaire

o la de cualquier amigo

que se nos dibuja en la distancia.

 

Anuncios

Read Full Post »

A JORGE RICARDO SMERLING

poeta concomitado al dorso mágico de la lengua

y a todos los argentinos que aman su tierra.

 

 Tengo las corneas empapadas de sangre,

de tinta con olor a madrugadas

que lanza sus muertos a mi boca.

 

Tengo las raíces cercenadas

en el vértice opuesto de la razón,

en el páramo desolado del frío.

 

Tengo el aliento inocente

(que me sopla desde el sur)

escayolado en el parietal de la aurora.

 

Hay tanta sinrazón

que tengo en la lengua

y no pronuncio.

 

El mar me grita esquelas con nombre propio,

sus voces no perdonan la locura

que desata los goznes del asesinato,

los perros tatuados de muerte.

 

En su espuma, las olas acunan

esqueletos con una mueca en el maxilar,

con la bandera atada a los talones.

 

El ceibo me reclama lágrimas

que desconocen el dolor de tus 32 rayos,

Argentina, un golpe feroz en los labios,

al norte de la Tierra de Fuego,

una tristeza.

 

Read Full Post »

 

Donde clava la espina el amor

es una llaga dulce y somnolienta.

 

Donde besa el aire de la noche

es el adiós múltiple de los amantes,

la bufanda gélida de unas manos.

 

El tiempo es una mortaja

que seca nuestra corteza con su arena

encaneciendo las playas más largas,

y nos coloca en el calvario de existir.

 

El amor es el destino de nacer y morir

de amar siluetas fugaces en los vagones

cuando el tren no se detiene en ti.

 

La amistad, es la lucha entre dos hombres.

 

Read Full Post »

 

Dicen que el amor

es la lepra de los poetas,

que somos gaviotas

que se empeñan en posar

sus patas en la luna,

que picotean felices

los ojos de un ciego

tragado por el mar,

que se aman entre ellas

teniendo por alcoba

un folio blanco,

virginal,

y un trozo de carbón

con el que manchar

de negro sus penas.

 

Dicen que el amor

es la lepra de los poetas,

dicen tantas cosas

de ti y de mi

que ya podemos apartar

la vista de la tierra.

 

Read Full Post »

 

YO TAMBIÉN ACUMULO PRESENTIMIENTOS

 

Cuando me detengo

en la hiperestesia de tus flores,

en tus venas cuadriculadas de azul,

se me sueltan todos los tendones y cartílagos

en la topografía solitaria del alma.

 

Yo también acumulo presentimientos,

y no recuerdo mi nacimiento

sino por encima de los funerales.

Tristes presagios de la luna.

 

Recuerda mis previsiones últimas,

mi ser, mis gemidos,

porque nosotros también seguiremos

“arrancando vómitos de soledad

a esa oropéndola en llamas”.

 

Estoy cansado como tu, vacío

de caminar por las noches

con un piano entre las uñas,

de vomitar sonrisas aladas

que no se detienen

en los quicios de las puertas.

 

Pero sé que vamos a desvelar

rosas de luz por las esquinas,

que los teléfonos nos señalarán

fechas remotas para morir,

que en las manos nos nacerán

niños con ojos de agua.

 

Por eso te despierto los leopardos,

para que la taquicardia de una flor

no te haga dormir entre cuadernos,

y transitemos los caminos

en los epílogos del alba.

 

Read Full Post »

CUERPOS SOLITARIOS

 

Yo proclamo que os siento,

que despegáis de mi vida

siendo lilas y amaranto,

los dos, con años ausentes,

con voces perseguidas a lo lejos,

con vocación de vivir

y ser abejas insepultas.

 

Yo os siento bajo la sangre,

navegando desde mi corazón

a las venas limítrofes de mis dedos,

os siento en la felicidad que destilan

vuestros poros de vidrio,

de sudor y leche coagulados.

 

Sois la arteria lunar que emigró

hacia hemisferios de fuego,

la renovada estirpe de arcilla,

el origen mineral de los planetas

o nacimiento de fragua.

 

Vosotros, como una rosa intravenosa

que alimenta la Babel,

la hambrienta complicidad

de los cuadernos,

habéis despertado

la geografía amarga de los besos,

la deshabitada mirada

que con ojeras e insomnios

lleva agarrados los lacrimales al alma.

 

Y es por eso que os veo,

que os siento sobre mi piel

con vuestra longitud exacta,

compañeros del amanecer vertebrado.

 

Read Full Post »

 

Tengo todos los estantes repletos de lomos vivos,

palabras de bocas eréctiles

que besan mis lóbulos y me condenan.

 

Tengo el pecho lacerado por la tortura

de los látigos sin nombre,

caja de resonancia, sístole diaria

y mis manos lloran la falange perdida

y mis ojos su iris mutilado.

 

El del dulce nombre, el ausente

tiene las venas color de mármol

y una rosa cercenada en el jardín de su boca,

tiene el espasmo gélido de la distancia

la nostalgia de los días sin nombre.

 

No me consuela la noche

ni las luces bermejas de tu recuerdo alado,

he perdido la fuerza vital de tus ojos

y esa ausencia se hunde en mi pecho

como navajas de luna buscando el corazón,

buscando esos versos que mueren sin oír tu voz.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: